miércoles, 5 de abril de 2017

Adios elitismo, hola especulación

No quiero echar peroratas sobre lo que se pierde con el Sidi, ni (lo siento, es lo que pienso) entrar en debates estériles sobre la pérdida de patrimonio, porque yo no pierdo nada. No siento nada al respecto. Era un negocio privado que en su momento dio muchos beneficios, y punto. Lo que pasa es que ahora, al elitismo que deja caer algo de calderilla para bien de la ciudad (esas chorradas, hasta los de izquierdas lo aseguran, y no es verdad) le va a sustituir el puñetero ladrillo. Menos riqueza para la gente, más para unos pocos. Miedo.
Os dejo unas fotos del horterilla y ya casi desaparecido Sidi. Rezad, porque lo que venga ahora le harán bueno, casi seguro

Gracias a Alacantí de Profit, por motivarme a ir a hacer estas fotos, por las que en principio no daba ni un euro


















martes, 28 de marzo de 2017

Con el móvil

Como dice un amigo, la mejor cámara es la que llevas encima cuando surge la foto. Y más por vagancia que por otras cosas, la cámara que yo siempre llevo es la del móvil. Estos últimos meses, por diversas circunstancias, no he podido sacar a pasear a la Canon, ni siquiera (casi) a la Lumix. Pero si he hecho fotos. Algunas de ellas, os las pongo a continuación. Muchas están salteadas en mi muro de Facebook. Perdonad las repeticiones. Es lo que hay. Espero que os guste

































viernes, 16 de septiembre de 2016

ADOC IMPONE

Las fotos no son de ahora, sino de 2014, pero para el caso es lo mismo. En una ciudad tan llena de contradicciones urbanísticas, quizás Adoc sea la mayor concentración de las mismas. Confieso que ejerce en mi una especie de hipnosis. Me gusta perderme por los entresijos del monstruo. En 2014 lo hice y este es el resultado.






















Y que cada uno saque sus conclusiones.